La Isla Martín García, escenario histórico y natural

La historia y la naturaleza se dan cita en la Isla Martín García, uno de los lugares imperdibles en cualquier itinerario coloniense. Aunque en realidad forma parte del territorio argentino, se encuentra más cerca de la costa uruguaya, a apenas tres kilómetros y medio de la ciudad de Colonia. Está sobre la desembocadura del Río Uruguay en el Río de la Plata y cuenta con una linda reserva natural acuática y terrestre.

La isla fue descubierta en 1516 por Juan Díaz de Solís, quien la nombró en honor  uno de sus tripulantes, fallecido a bordo y enterrado en el lugar. Pero el valor histórico de la isla reside, principalmente, en que allí funcionó un penal de presos políticos desde fines del siglo XIX y hasta la segunda mitad del siglo XX. Los reclusos trabajaban las canteras de granito del lugar (hoy una laguna rica en flora acuática), formando los adoquines usados para las calles de la Ciudad Vieja montevideana.

Antiguo penal de la Isla Martín García

Además del antiguo penal, es posible visitar un pequeño museo que repasa la historia de la Isla, marcada por batallas y disputas geopolíticas. También se conserva un cine-teatro de la época del penal, que entretenía a los militares que habitaban la isla. La vieja panadería, el faro y las casitas coloniales completan los legados históricos lugar. Los monumentos patrimoniales se integran a los senderos naturales, escenarios soñados para los amantes del ecoturismo.

Desde el puerto de Colonia hay embarcaciones privadas que llegan en apenas minutos a la Isla, muy visitada durante los fines de semana.